Honduras debate ley de gestación por sustitución

??????????

??????????

Por María Inés Franck

Marzo de 2018

www.observatoriointernacional.com

El Congreso de Honduras se encuentra debatiendo un proyecto de “Ley reguladora del derecho a la gestación por subrogación”. En los considerandos del texto en discusión, se plantea la gestación por subrogación como “una forma alternativa de acceder a la paternidad o maternidad”.

Definiciones. El art. 1 define a la gestación por subrogación como un derecho que asistiría, por una parte, a los progenitores subrogantes para “gestar, por la intermediación de otra, para constituir una familia”. Por la otra, también es visto como un derecho de “las gestantes subrogadas, a facilitar la gestación a favor de los subrogantes, todo ello en condiciones de libertad, igualdad y dignidad, expresivas de la más intensa solidaridad entre personas libres e iguales”.

Objeto y requisitos. Se apunta a fomentar “la natalidad en aquellas familias que a través de los métodos tradicionales tiene dificultades para la paternidad o maternidad”. Para ello, el proyecto estipula que “el progenitor o progenitores subrogantes deberán haber agotado o ser incompatibles con las técnicas de reproducción humana asistida”.

Por su parte, “la mujer gestante por subrogación no podrá tener ningún vínculo de consanguineidad con el o los progenitores subrogantes”. Este tipo de gestación, además, no tendrá carácter lucrativo o comercial, pero la mujer gestante podrá percibir una “compensación resarcitoria”, con cargo a los progenitores subrogantes, a fin de cubrir los gastos estrictamente derivados de las molestias físicas, los de desplazamiento y los laborales, y el lucro cesante inherentes a la gestación. La prestación deberá también proporcionar a la mujer gestante las condiciones idóneas durante los estudios y tratamiento pre-gestacional, la gestación y el post-parto. La mujer gestante por subrogación será también beneficiaria de un seguro, “que deberán tomar a su cargo el progenitor o los progenitores subrogantes, que cubra las contingencias que puedan derivarse como consecuencia de la aplicación de la técnica de reproducción asistida y posterior gestación, y en especial, en caso de fallecimiento, invalidez o secuelas físicas” (art. 5).

Para ser mujer gestante por subrogación deberán cumplirse determinados requisitos, entre los cuales se mayor de 25 años, tener buen estado de salud, haber gestado al menos un hijo sano con anterioridad, disponer de una situación socio-económica y familiar adecuada y no haber sido mujer gestante por subrogación en más de dos ocasiones con anterioridad. Estará obligada a someterse, en todo momento, a las evaluaciones psicológicas y médicas, que sean necesarias para garantizar el cumplimiento de estos requisitos (art. 7).

En cuanto a los progenitores subrogantes, deberán haber agotado o ser incompatibles con otras técnicas de reproducción humana asistida, y aportarán su propio material genético. Tendrán que ser mayor de 25 años y menor de 45 años y acreditar que cuentan con la capacidad, aptitud y motivación adecuadas. En el caso de parejas, deberán estar unidas por el vínculo matrimonial, o una relación equivalente reconocida por la Ley. En ese caso, los requisitos para constituirse en progenitores subrogantes podrán ser cumplidas por uno de los miembros (art. 8). El progenitor o progenitores subrogantes se harán cargo, a todos los efectos, del niño o niños nacidos inmediatamente después del parto, de acuerdo a lo establecido en el contrato de gestación por subrogación (art. 10).

El contrato de gestación por subrogación. En el contrato de gestación por subrogación se establecerá el lugar del parto y las circunstancias en las que el o los progenitores subrogantes se harán cargo del hijo o hijos. No está permitida la celebración de contratos de gestación por subrogación cuando exista una relación de subordinación económica, de naturaleza laboral o de prestación de servicios entre las partes implicadas (art. 9).

 

Determinación de la filiación. En ningún momento se establecerá vinculo de filiación entre la mujer gestante por subrogación y el niño o niños que pudieran nacer. Tampoco la inscripción en el Registro Civil reflejará datos de los que se pueda inferir el carácter de la generación. Una vez formalizado el contrato de gestación por subrogación y producido la transferencia embrionaria a la mujer, los progenitores subrogantes no podrán impugnar la filiación del hijo o hijos nacidos como consecuencia de tal gestación (art. 11).

Fallecimiento de los progenitores subrogantes. En caso de que uno de los progenitores subrogantes falleciera antes de haberse producido la transferencia embrionaria al útero de la mujer gestante, si el progenitor subrogante fallecido hubiese prestado su consentimiento previamente en el contrato de gestación subrogada y hubiese aportado su material genético, éste podrá ser utilizado en los 12 meses siguientes a su fallecimiento para la fecundación y posterior transferencia embrionaria a la mujer parte del contrato de gestación por subrogación. Tal generación producirá los efectos legales que se derivan de la filiación (art. 13). Si ambos progenitores subrogantes fallecieran durante la gestación, el contrato de gestación por subrogación mantendrá su validez a efectos de determinar la filiación (art. 14).

Revocación del consentimiento. El consentimiento para la aplicación de la gestación subrogada en dichas circunstancias podrá ser revocado en cualquier momento anterior a la realización de ésta (art. 13).

Creación de Registro. El proyecto crea un Registro Nacional de Gestación por Sustitución (art. 15), en el cual deberán inscribirse las mujeres que deseen ser gestantes por subrogación y cumplan los requisitos establecidos. En este Registro se inscribirán también los progenitores subrogantes y los contratos de gestación por subrogación que se formalicen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *